Divagaciones

Los dos primeros meses de 2017 han sido intensos. Tras casi medio año de golpes y un parón de actividad aterrador, por fin los astros se alinearon a mi favor (aquí siempre me siento en la cuerda floja). En estos 60 días devoré o “vomité” el trabajo con fruición, lo había estado reprimiendo, a la espera de ser canalizado, demasiado tiempo… Pero ahora que la actividad ha bajado considerablemente y aquel trabajo atascado ya está bien encaminado, el vacío y todas las preocupaciones que cuando la mente está ocupada son postergadas, vuelven a abrirse paso. 

Estaba muy contenta… No es que fuera ignorante de todo ese mundo interior que estaba esperando a tener paso. En realidad, de vez en cuando cruzaba por mi mente un pensamiento consciente, como una especie de orgullo por lo bien que me sentía y por no sentir ciertas necesidades que no deberían sero y sin embargo habían estado ahí más tiempo que no estado. Me mandaba a mí misma un “qué bien estás ahora, quién diría que la de hace unos meses eras tú… Ojalá dure”, pero sabía que tarde o temprano el ciclo se iniciaría de nuevo.

Hoy sentí el pinchazo del vacío. Ese cosquilleo que se expande desde el pecho y se entrelaza con la boca del estómago. Esa necesidad de respirar hondo y empujar el vacío con el aire – Ya estás aquí otra vez, has llegado pronto pero te estaba esperando. Quédate, tengo un arsenal de lecturas de ésas que te hacen desear cosas que ni siquiera existen, ya sabes… De ésas para recrearse en la miseria. Puedo acompañarlas con chocolate, ya que hablamos de tópicos-.

Hoy es uno de esos días en los que mi cinismo se pelea con los deseos interiorizados inoculados por la cultura contra la que lucho. La ficción y sus mitos han creado deseos que jamás podrán ser satisfechos, es más, han creado nuevas y absurdas pautas de comportamiento y frustraciones constantes por no sentir lo que se supone que se debería sentir y por ver el mundo tal y como es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s