La pieza novecientos noventa y nueve

Hoy pensé en todas aquellas conversaciones que ya nunca tendremos,

pensé en todos los cabos que dejamos sin atar,

recogí tu recuerdo a mi paso, fragmentado

y completé nuestra historia con las piezas.

 

Hoy comprendí que hay historias que no acaban,

que la última pieza a veces no aparece,

que quizá nunca existió.

 

Hoy coloqué la pieza novecientos noventa y nueve

y no pude guardarte ni exhibirte,

tan solo te aparté y te reservé en un limbo.

 

Hoy el lugar donde moran los puzzles incompletos recibió a su nuevo huesped.

Ahora sé que las historias incompletas también pueden ser bellas,

que en su proceso lleno de ilusiones y de curiosidad, fueron hermosas

pero que deben dejar espacio en la mesa para otros que quizá tengán final.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s